miércoles, 3 de junio de 2009

En Bath, UK con Títulos de grado

Esta semana estoy en Bath, la ciudad, dicen, más pija de Reino Unido. Las cosas son como son, la ciudad es ciertamente bonita. Es agradable pasar una temporada fuera de casa, donde uno tiene más tiempo para trabajar, descansar o pasear, actividades que normalmente uno no puede hacer en casa.

Desafortunadamente la UPNA me persigue. Como la cruel amante de Atracción Fatal, y valiéndose de instrumentos tan pérfidoscomo el correo electrónico, se dedica a recordarme tareas pendientes y tareas nuevas que deberían estar hechas ayer. Esta semana ha llegado la petición de las fichas de asignaturas para los títulos de grado en Ingeniería Industrial. Pues nada, allá vamos a preparar proyectos, a discutir objetivos, a plantear programas y a redactar documentos que probablemente no servirán para nada.

Eso sí, con una formación preuniversitaria cada vez más débil, nos piden, y cito textualmente

Capacidad para la resolución de los problemas matemáticos que se puedan plantear en ingeniería. Aptitud para aplicar los conocimientos sobre: álgebra lineal; ecuaciones diferenciales y en derivadas parciales; métodos numéricos; algorítmica numérica; estadística y optimización.

Todo eso en 15 créditos, grosso modo, 150 horas. Te dan ganas de añadir: cálculo de variaciones; Teoría de EDPs, Ecuaciones Integrales, Variable Compleja, Topología Diferencial, Análisis Funcional en espacios métricos, Variable Compleja Problemas Inversos y además dos huevos duros.

¿Quién en su sano juicio puede esperar esto en 150 horas?. Estos últimos exámenes, me encontré con alumnos que no tenían claro si

(a^b)^c={a^{b^c}}

o quizás

(a^b)^c={a^{bc}}

Pues nada, allá que van con pedir que los alumnos sepan de ecuaciones en derivadas parciales o de algorítmica numérica.

Así que tenemos dos opciones:

a) Nos ponemos duros, tratamos de que se cumplan los objetivos en la medida de los posible y empezar a repartir estopa a diestro y siniestro. Resultado seremos los malos de la película y en la próxima reforma se decidirá que las matemáticas tampoco son tan importantes. Esto es, si no puedo con algo difícil, lo evito y a correr

b) Optamos por una actitud más flexible, hacemos lo que podamos, renunciamos a lo que es inhumano y el que venga detrás, que arreé. Total, a lo mejor un ingeniero no necesita matemáticas, ni física, ni química ni termodinámica ni fluidos, etc, etc y sí marketing, técnicas para vender la moto y sobre todo mucha labia para hipnotizar al personal.

Interesante cuestión.

Coda 1 Mira tú, qué casualidad, en Bath, Reino Unido, a los profesores les da por colgar carteles en su puerta. Es evidente que la Universidad de Bath, tiene mucho, mucho que aprender de campus punteros en España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada